Nuestra Señora de Guadalupe...

Yo soy la siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive; del Creador cabe quien está todo; Señor del cielo y de la tierra. Deseo vivamente que se me erija aquí un templo, para en él mostrar y dar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa pues yo soy vuestra piadosa madre; a ti, a todos vosotros juntos los moradores de esta tierra y a los demás amadores míos que me invoquen y en Mí confíen; oír allí sus lamentos, y remediar todas sus miserias, penas y dolores.

Ministros de la Eucarista

Ministerio Extraordinario de la Eucaristía es un servicio que desempeñamos en la Asamblea Litúrgica, ayudando en la distribución de la Sagrada Comunión, como así también llevando el Cuerpo de Cristo a los enfermos e imposibilitados de asistir a la Iglesia, sin dejar de lado la misión fundamental del laico, que es su inserción en las realidades temporales y en sus responsabilidades familiares.

Para nosotros es un honor y una gran responsabilidad ser común unión entre Jesús Sacramentado y nuestros Hermans que se acercan a recibirlo con fe, esperanza, preocupaciones, temores, dudas o alegrías. Al decir "El Cuerpo de Cristo", cada "Amén" o silencios que recibimos por respuesta, reflejan sus estados de ánimo, expectativas o emociones.

Pero no hay nada comparable con la alegría y agradecimiento de los enfermos ancianos o personas impedidas, que al recibir con emoción el Pan de Vida, nos dejan su ejemplo de aceptación y consolación.

Tanto nos preocupan los problemas temporales que no reparamos en la Gracia que Jesús nos dejó en este Sacramentos que nos reconforta en esta vida y nos prepara para la Vida Eterna.

Como mediadores entre Jesús y nuestros hermanos debemos vivir este ministerio como una vocación de servicio, ya que más importante que el ministerio mismo es el amor y para ello nuestra conciencia y nuestro corazón deben estar realmente en común unión con Él.

Una oración para los Ministros de la Eucaristía que resume cuál debe ser nuestra identidad cristiana.

 "Señor...

... te pido tu ayuda

de modo que yo sea

un creyente de verdad,

un cristiano ansioso de tu Palabra,

una persona de oración y reflexión;

un contemplativo de tus misterios;

un celebrante feliz de tus Sacramentos

y un servidor humilde de todos mis hermanos.

... Amen".

Para ser parte de los ministros de eucaristía por favor llame al oficina  al 707 837-8962

Gracias